Blog

¿Qué es la nube en informática y para qué sirve?

qué es la nube de almacenamiento en internet
Cloud/Nube

¿Qué es la nube en informática y para qué sirve?

Habrás escuchado estos términos multitud de veces: nube de almacenamiento, nube digital, cloud, nube web, nube de internet, nube de google, cloud computing, nube tecnológica, nube virtual… Múltiples nombres que pueden, sin duda, confundirnos. Pero no te preocupes, la realidad es que todos ellos hacen referencia al mismo concepto de computación. 

¿Y qué es la nube en informática entonces? Esta nube o Cloud es simplemente un sistema de almacenamiento virtual, digital: no hay barreras físicas, no necesitas un disco duro ni memoria en tu ordenador… Lo único que tienes que hacer es tener conexión a internet y, por supuesto, conocer todas las distintas y numerosas posibilidades que te brinda el almacenamiento en la nube.

Pero hablar de almacenamientos digitales o virtuales puede parecer un poco raro a quién no sea usuario habitual. No serías el primero en imaginar un espacio intangible, donde nuestros archivos flotan por el espacio libremente… pero no. ¿Quieres saber qué es una nube en internet exactamente, visualizarla y saber para qué sirve? La realidad es que esta nube o cloud computing no es más que un conjunto (miles y miles) de ordenadores, ubicados por todo el mundo y continuamente conectados a la red de internet, que actúan como servidores de almacenamiento para todos sus usuarios.  

¿Qué puedo almacenar en la nube?

Después de entender qué es una nube en internet y para qué sirve, viene la segunda parte y casi más importante. ¿Qué puedo almacenar en la nube informática?

Las respuestas a esta pregunta son casi tan infinitas como los distintos nombres de la nube: puedes almacenar cualquier cosa. Documentos, fotos, vídeos, copias de seguridad, softwares, aplicaciones… Básicamente, cualquier fichero que tengas en tu ordenador/tablet/móvil/disco duro/etc y quieras trasladar y almacenar en un lugar completamente accesible estés donde estés. Además, dada la constante evolución a la que se ven sometidas estas plataformas, no solo puedes subir archivos ya existentes, sino que puedes crearlos directamente desde la nube digital. Tienes la posibilidad de iniciar nuevos archivos de texto, gráficos, formularios, encuestas y un sinfín más de posibilidades. Y, por supuesto, casi todos te dan la opción de compartir cualquiera de estos archivos o carpetas con otras personas, ya sea para que simplemente tengan acceso de lectura o, cuando tú lo desees, también puedan subir archivos o editarlos

Existen muchísimas empresas que ofrecen este servicio de almacenamiento en la nube virtual, proveedores que por distintas tarifas (algunas incluso gratuita), te ceden espacio de sus servidores para que lo utilices como quieras. La mayoría de ellos, además, tienen aplicaciones y accesos fáciles para que puedas entrar desde cualquier dispositivo y subir sus archivos directamente, sin tener que recurrir a un segundo aparato de transferencia. Muchos de ellos te sonarán: Google Drive, Dropbox, iCloud, Microsoft OneDrive, Mega, MediaFire, Amazon Drive, Tresorit, Box…

Pasos para almacenar en la nube

Ya te queda muy poco para ser finalmente usuario de un servidor de almacenamiento en la nube digital. Después de saber por fin qué era y cómo sacarle provecho, llega el momento de plantearte cómo tener tu propio espacio cloud

Si quieres saber los pasos para almacenar en la nube todo lo que desees, lee a continuación:

1) Busca las distintas plataformas para almacenar en la nube.

2) Revisa sus distintos packs y precios, y piensa cuál te puede convenir más.

3) Si no te decides por uno en concreto o quieres probar algunos antes de pagar por el definitivo, suscríbete a las versiones gratuitas que estén disponibles. En muchas ocasiones, las plataformas tendrán un periodo de prueba gratuito o incluso un pequeño pack de pocos GB para que empieces a usarlo. Prueba los que puedas y sal de dudas.

4) Recuerda que, si no sabes cuánto almacenamiento puedes necesitar, siempre puedes empezar por un plan más pequeño (y, generalmente, más barato) e ir aumentando el tamaño del servidor según lo vayas necesitando.

5) Cuando lo tengas claro, contrata tu plan ideal¡y disfruta del almacenamiento en la nube!

Si estás interesado en tener almacenamiento en la nube, pero no sabes qué opción te puede convenir más, no dudes en contactar con SETI, estaremos encantados de asesorarte gratuitamente y buscarte la mejor solución.

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.