Blog

Mantenimiento evolutivo: qué es, qué incluye y sus ventajas

Mantenimiento evolutivo que es que incluye ventajas
Mantenimiento informático

Mantenimiento evolutivo: qué es, qué incluye y sus ventajas

Como ya te hemos contado en anteriores blogs, existen diferentes tipos de mantenimiento informático. Por un lado, tenemos el mantenimiento preventivo, que se dirige a evitar que ocurran incidencias en el parque informático de cualquier empresa, realizando todo tipo de tareas de manera habitual y repetida (parches de seguridad, antivirus, back ups, etc…). Por otro lado, existe también el mantenimiento correctivo, que se utiliza para solucionar problemas que puedan surgir repentinamente, como la aparición de virus o malware, pérdidas de información, problemas de conexión, etc. Si quieres saber más sobre estos tipos de mantenimiento, te animamos a que leas este blog que escribimos hace unos meses sobre ellos.

Pero hoy queremos hablarte de otro tipo de mantenimiento informático que es también de gran importancia. Nos referimos al mantenimiento evolutivo.

Mantenimiento evolutivo: qué es

El mantenimiento evolutivo tiene como objetivo adaptar la infraestructura de IT que tenga una empresa a cualquier situación que pueda surgir a lo largo del tiempo, según las nuevas necesidades informáticas y/o tecnológicas que se hayan ido cubriendo con nuevos elementos o dispositivos. 

Esto puede conllevar la adquisición e instalación de nuevos equipos, la migración de grupos de trabajo a otros entornos más complejos con diferentes servidores de dominios o con políticas de seguridad más avanzadas y complejas, la eliminación de sistemas operativos antiguos y el traspaso a otros nuevos, etc… 

Todas estas acciones se deben tomar necesariamente para que la empresa y su infraestructura no se quede desfasada en el tiempo y esté siempre 100% optimizada y a la vanguardia tecnológica, aprovechando de esta manera todas las oportunidades que ofrece el mercado (tecnológico e informático) y que pone a nuestro alcance para que podamos cumplir todos nuestros objetivos profesionales (y/o personales) de la manera más eficiente posible.

Lo que debemos tener en cuenta con este tipo de mantenimiento es que no solo es necesario si tenemos equipos desfasados, sino que su máxima cualidad es adelantarse a que esto ocurra. Se trata de un mantenimiento informático precoz, en el que lo que se pretende es potenciar al máximo el rendimiento y funcionamiento de la infraestructura de la empresa, siendo proactivos y buscando cualquier mejora que pueda hacer que el trabajo o los resultados que deriven de ella sean los mejores posibles.

Además, la clave será la visión global de toda la infraestructura. Es decir, no nos servirá tener ordenadores de última generación, si luego nuestro software es antiguo y está desfasado. De ahí la importancia de combinar correctamente tanto los equipos de hardware, como las herramientas, aplicaciones y cualquier tipo de software que se utilice, así como los mantenimientos continuos que se lleven a cabo.

Para llevar a cabo este proceso de mantenimiento evolutivo, lo más habitual es que se contacte con empresas informáticas que puedan asesorar a la empresa y darle la solución que mejor se adapte a sus necesidades, ya que en multitud de ocasiones, las propias empresas no tienen los recursos ni conocimientos para saber los cambios que deberían llevarse a cabo.

Mantenimiento evolutivo: qué incluye

Como ya te hemos comentado, el mantenimiento evolutivo incluye muchos aspectos diferentes. Entre ellos, destacaremos los siguientes:

  • Adquisición e instalación de nuevos equipos
  • Instalación y/o actualización de softwares, plataformas y aplicaciones a las más eficientes y optimizadas
  • Adaptación de todas estas herramientas a las necesidades de la empresa
  • Migración de grupos de trabajo a otros entornos más complejos 
  • Implementación de políticas de seguridad más avanzadas y complejas
  • Garantizar el buen funcionamiento de la infraestructura tecnológica e informática de la empresa
  • Implementación de nuevas medidas y procesos para conseguir que estén plenamente optimizados
  • Previsión de futuras necesidades tanto de hardware como de software

Mantenimiento evolutivo: ventajas

Como ya os hemos adelantado, las ventajas del mantenimiento evolutivo son muchísimas. Pero si queréis un resumen, aquí os dejamos las que creemos son las mejores:

  • Prevenir problemas tecnológicos/informáticos relacionados con la infraestructura de la empresa
  • Ofrecer las mejores alternativas en hardware/software, adaptadas a las necesidades de la empresa
  • Seguimiento a lo largo del tiempo de las novedades existentes en el mercado que puedan afectar a la empresa y que conlleve que se dejen de utilizar elementos (hardware o software) obsoletos o desfasados
  • Se adapta a las necesidades de la empresa y sus clientes para gestionar y optimizar sus procesos
  • Poner al alcance de las empresas las plataformas y herramientas necesarias para su sector y labores específicas, que de otra manera, muy probablemente la empresa no sabría de su existencia
  • Optimizar el trabajo y tiempo de los trabajadores, aportándoles soluciones que hagan más eficientes sus tareas
  • Es más rentable el mantenimiento evolutivo que hacer continuos mantenimientos correctivos debido a los problemas que ocasionan equipos o softwares antiguos/obsoletos

Leave your thought here

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.